Circunstancias admisibles que exijan el cambio de domicilio sin cumplir el plazo de vivienda habitual

Para que una vivienda se considere habitual el contribuyente tiene que residir en ella durante un plazo continuado de 3 años. Si no ha transcurrido ese plazo se entenderá que era vivienda habitual cuando:

  • El contribuyente haya fallecido
  • Se den otras circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio: matrimonio, separación matrimonial, divorcio, traslado laboral, obtención del primer empleo o cambio de empleo u otras análogas justificadas, vivienda inadecuada por razón de discapacidad

En cualquier caso los motivos que pueden exigir el cambio necesariamente deben ser por causas ajenas a la voluntad o conveniencia del contribuyente. De todas maneras será la Administración Tributaria quien valore si se dan o no esas circunstancias.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *