Cómo se recaba el consentimiento para el uso de datos de carácter personal

Para que el consentimiento pueda ser considerado conforme a derecho tienen que cumplirse cuatro requisitos que son una voluntad libre, inequívoca, específica e informada. La agencia de protección de datos interpreta estas características del consentimiento de la siguiente manera:

  • Libre: el consentimiento debe haber sido obtenido sin la intervención de vicio alguno del consentimiento como lo regula el Código Civil.
  • Inequívoca, no resultando admisible deducir el consentimiento de los meras actos realizados por el afectado siendo preciso que exista expresamente una acción u omisión que implique la existencia del consentimiento.
  • Específica, referida a una determinada operación de tratamiento y para una finalidad determinada, explícita y legítima del responsable del tratamiento.
  • Informada, conociendo el afectado con anterioridad al tratamiento la existencia del mismo y las finalidades para las que el mismo se produce. Incluso se impone el deber de informar a los interesados de una serie de cuestiones.

Podemos ver que el consentimiento no tiene porqué ser en todo caso expreso. Para algunos datos sí que se precisa el consentimiento expreso y por escrito como cuando se tratan datos de ideología, religión, creencias y afiliación sindical. En otros este consentimiento expreso no tiene necesariamente que ser por escrito como en los datos relacionados con la salud, el origen racial y la vida sexual. Si estamos ante datos que no están especialmente protegidos el consentimiento podrá ser tácito.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *