Cuál es el contenido obligatorio de una factura

El contenido mínimo de una factura es el siguiente:

  • Número y, en su caso, serie. Esta numeración debe ser correlativa aunque pueden establecerse series diferentes cuando existan diversos establecimientos
  • Nombre y apellidos o denominación social así como el NIF o CIF y el domicilio de las dos partes, comprador y vendedor. Si el destinatario es una persona física que no desarrolla actividades empresariales o profesionales bastará con su nombre, apellidos y NIF
  • Descripción del contenido de la operación y su precio completo. Si la operación está sujeta y no exenta del IVA habrá que incluir la base imponible, tipo aplicable y la cuota repercutida. Si la cuota se repercute dentro del precio bastará en ese caso con indicar el tipo aplicado o bien usar la expresión «IVA incluido». En el caso de que la factura incluya varios conceptos distintos sujetos a diferentes tipos de IVA habrá que diferenciar las operaciones.
  • Fecha de expedición de la factura y fecha en la que se efectuaron las operaciones o se haya recibido el pago anticipado si no coincidiesen con la fecha de realización de la factura.

Es habitual que a los puntos anteriores se añadan otros como un teléfono y/o email de contacto, la firma, el sello o la forma de pago.

Si se trata de operaciones cuya contraprestación no es superior a 100 euros y en los demás casos que autorice la AEAT si quienes realizan las operaciones no son empresarios o profesionales actuando en el desarrollo de su actividad mercantil no será obligatorio incluir en la factura los datos identificativos del destinatario.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *