Cuáles son las fases en la actividad desarrollada por las ETT

Podemos distinguir varias fases en torno a la actividad desarrollada por las ETT:

  • El contrato celebrado por la ETT con un trabajador es el punto de arranque de la relación laboral pudiendo ser de modo indefinido o temporal. Las ETT no pueden realizar contratos formativos.
  • El contrato de puesta a disposición es la segunda fase del proceso, siendo el contrato celebrado entre la ETT y la empresa usuaria y cuyo objeto es la cesión temporal de trabajadores, quedando sometidos al poder de dirección de esta última.
  • La tercera fase es la relación del trabajador con la empresa usuaria. En realidad no se celebra ningún contrato entre las dos partes aunque haya una situación de hecho y el trabajador quede sujeto a la disciplina organizativa de la empresa usuaria.
  • La cuarta y última fase es la relación entre la ETT y sus propios trabajadores no puestos a disposición, también conocidos como “trabajadores estructurales. Estos trabajadores son imprescindibles para el funcionamiento y organización de la ETT aplicándoseles la legislación laboral ordinaria.

 

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *