Derechos de extranjeros

El Tribunal Constitucional español considera que existen cuatro tipos de derechos:

Derechos atribuidos directamente por la Constitución a todas las personas. El legislador no los puede ni modular ni limitar en relación a los extranjeros ya que afectan a la dignidad humana perteneciendo a la persona en cuanto tal y no en cuanto ciudadana. Son el derecho la vida, a la integridad física y moral, a la intimidad, a la libertad ideológica, a la tutela judicial efectiva, a la asistencia jurídica gratuita, a la libertad y la seguridad, a no ser discriminado por razón de nacimiento, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. No constituyen una lista taxativa, cerrada o exhaustiva.

Derechos atribuidos directamente por la Constitución a los extranjeros. El legislador también se encuentra limitado, solamente puede imponer condicionamientos adicionales a su ejercicio pero siempre respetando las prescripciones constitucionales. Entre éstos el derecho de reunión, asociación y manifestación.

Derechos no atribuidos directamente por la Constitución sino por atribución de los tratados y las leyes. El legislador sí que puede extender estos derechos a los extranjeros, modularlos o limitarlos. El derecho al trabajo, a la salud, a percibir una prestación por desempleo y el de residencia y desplazamiento en territorio español son derecho de este tipo.

Derechos de participación política. No se pueden extender a los extranjeros.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *