Diez consejos para prevenir incendios

1. La instalación eléctrica supone un riesgo grave de incendio. Utiliza enchufes y conexiones normalizados. Desconecta los aparatos eléctricos una vez los hayas utilizado. Apaga la televisión con el interruptor. No sobrecargues los enchufes con ladrones. Nunca utilices agua para apagar fuegos de origen eléctrico.

2. Los niños desconocen el peligro que supone el fuego. Nunca los dejes solos en casa. Mantén cerillas y mecheros fuera de su vista y alcance.

3. La plancha es un peligro. Nunca la dejes apoyada sobre ropa o sobre la tabla de planchar ya que puede producirse un incendio. Desenchúfala siempre al terminar.

4. Ten cuidado con el tabaco. Nunca fumes en la cama. Si vacías los ceniceros en la papelera asegúrate que las colillas y las cenizas están completamente apagadas.

5. Evita los braseros de carbón o leña ya que emiten gases tóxicos que pueden provocar la muerte. Y cuidado con los braseros eléctricos.

6. Vigila las velas. Nunca las dejes desatendidas y apágalas antes de salir de casa o ir a dormir.

7. Las estufas son peligrosas. Nunca las coloques cerca de muebles o cortinas ni dejes ropa encima para que se seque. Y desenchufa las mantas eléctricas antes de meterte en la cama.

8. Atiende tu cocina. Limpia la campana extractora y la chimenea con regularidad ya que la acumulación de grasa y suciedad en los conductos puede provocar incendios. Nunca dejes sin atender en el fuego una olla, cazuela o sartén. Vigila que no sobresalgan los mangos de cazuelas o sartenes para evitar que se enganchen con la ropa. Si una sartén o freidora se incendian no intentes apagarlo con agua.

9. Cuidado con el gas. Si tienes habitaciones con cocinas, calentadores o estufas de gas que sean habitaciones con ventilación exterior. Cierra siempre la llave del gas cuando no lo necesites. Si sospechas que hay una fuga abre inmediatamente las ventanas. No enciendas la luz porque se puede producir una explosión. No obstruyas las rejillas de ventilación en las habitaciones donde haya aparatos de gas. Haz que un técnico oficial cualificado revise periódicamente la caldera y la instalación de gas.

10. Vigila los productos inflamables. Nunca manipules ni coloques productos inflamables encima de cocinas, hornos, etc.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *