El arrendador y las obras de mejora

El arrendador sólo puede hacer obras de mejora de la vivienda que no se puedan demorar hasta el fin del arrendamiento. Para ello notificará al arrendatario por escrito con tres meses de antelación qué obras se van a realizar, la fecha de comienzo, su duración y coste previsible. Al recibir esta notificación el arrendatario tendrá derecho a desistir del contrato.

Si por el contrario el arrendatario decide soportar las obras, tendrá derecho a una reducción de la renta proporcional a la parte de la vivienda que no pueda utilizar temporalmente por las obras. Además tendrá derecho a que le indemnicen los gastos que haya tenido que desembolsar como consecuencia de las obras.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *