El bajo IPC de este año ha llevado a que en mi empresa hayamos pagado de más a los trabajadores al estimar un IPC superior al que finalmente se ha producido. ¿Puedo descontar el exceso de la próxima nómina o nóminas? ¿O tendré que considerarlo un anticipo a cuenta de futuras subidas salariales?

Pues ni una cosa ni la otra. Según la Audiencia Nacional una empresa no tiene potestad para regularizar las tablas salariales a su gusto aunque el IPC real sea inferior al previsto. Únicamente se reconocería esa regularización si fuese favorable a los trabajadores.

Si el convenio colectivo de su empresa refleja un IPC superior al real no puede hacer nada para compensar esa diferencia.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *