El contenido de la orden de protección

El contenido de la orden de protección será determinado por el Juez de Guardia que podrá acordar, en función de la gravedad de los hechos las siguiente medidas cautelares:

En el ámbito penal:

  • Prisión provisional
  • Prohibición de aproximación
  • Prohibición de residencia
  • Prohibición de comunicación
  • Retirada de armas
  • Otras medidas

En el ámbito civil:

  • Uso y disfrute de la vivienda familiar
  • Determinación del régimen de custodia, visitas, comunicación y estancia con los hijos
  • El régimen de prestación de alimentos
  • Otras medidas

Hay que tener presente que las medidas de carácter civil deben ser solicitadas por la víctima o por su representante legal siendo además de naturaleza provisional ya que en un plazo de treinta días deberán ser ratificadas, modificadas o dejadas sin efecto por un Juez de lo Civil.

A todo lo anterior hay que sumar que la Orden de Protección es el titulo habilitante para que la víctima pueda acceder a las siguientes medidas de asistencia y protección social:

  • Renta activa de inserción
  • Asistencia social como casa de acogida, centro de día, pisos tutelados etc.
  • Asistencia jurídica gratuita y especializada
  • Asistencia psicológica gratuita
  • Cualquier otra asistencia que prevean las leyes y normas autonómicas de aplicación en el ámbito territorial en el que la víctima lo haya solicitado

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *