Extinción del contrato de arrendamiento

El contrato de arrendamiento se extingue por las siguientes causas:

  • Pérdida de la vivienda por causa no imputable al arrendador.
  • Declaración de ruina de la vivienda.

Además el arrendador podrá resolver el contrato de arrendamiento por cualquiera de las siguientes causas:

  • Impago de la renta por el arrendatario.
  • Impago de la fianza o de sus actualizaciones.
  • Subarriendo o cesión sin consentimiento.
  • Causar el arrendatario daños en la vivienda o realizar obras sin consentimiento del arrendador.
  • Realizar el arrendatario en la vivienda actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.
  • Dejar de destinar el arrendatario la finca arrendada a vivienda permanente del mismo.
  • Incumplir el arrendatario cualquier otra obligación que haya asumido en el contrato, a menos que el arrendador prefiera exigir el cumplimiento de dicha obligación y continuar con el contrato.

En cuanto al arrendatario podrá resolver el arrendamiento en los siguientes casos:

  • Si el arrendador no hace las reparaciones necesarias para conservar la vivienda habitable
  • Si el arrendador perturba de hecho o de derecho la utilización de la vivienda.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *