Guía para presentar una denuncia

Qué es una denuncia

Es la declaración verbal o escrita con la que se comunica a la autoridad un hecho del que se tiene conocimiento y que puede ser constitutivo de un delito o de una falta. Para realizar la denuncia no es preciso haber presenciado directamente lo sucedido o haber sido la víctima, basta con tener conocimiento del hecho.

Quién puede denunciar

Toda persona que presencie o tenga conocimiento de un delito tiene la obligación de ponerlo inmediatamente en conocimiento de la autoridad. Este incumplimiento será objeto de una sanción.

Los funcionarios y empleados públicos y quienes supiesen del delito por razon de cargo, profesión u oficio están especialmente obligados. No estarán obligados a denunciar los menores de 16 años, los que carezcan de uso de razón, los padres, ascendientes, cónyuge, hermanos, hijos y descendientes del autor del delito, y los abogados, procuradores y eclesiásticos por hechos conocidos en el ejercicio de sus funciones.

Para formular una denuncia no hace falta requisitos especiales. Tampoco probar los hechos denunciados o la obligación de asistir y testificar en el proceso judicial que se pueda seguir por los hechos denunciados. Eso sí, denunciar en falso es un delito recogido en el Código Penal.

¿Cómo se presenta una denuncia?

Las denuncias pueden presentarse por escrito o verbalmente ante cualquier autoridad policial, fiscalía o ante el Juzgado de Instrucción o de Paz de su domicilio. Para presentar una denuncia tendrá que identificarse mediante sus datos personales y documento personal identificativo, exponer los hechos y datos que tenga sobre lo ocurrido y las personas que hayan intervenido en él. También podrá aportar documentos, objetos o cualquier otro tipo de prueba que tenga en su poder. Y corroborar todo lo anterior mediante su firma en la denuncia, pudiendo hacerlo otra persona en su nombre si existe alguna razón por la cual usted no pueda firmarla. Podrá solicitar un resguardo justificativo de haber presentado la denuncia. El plazo para presentar una denuncia en el caso de infracciones leves es de seis meses.

Además si usted es la víctima de la infracción podrá intervenir en el proceso ejercitando las acciones civiles y penales que procedan, tendrá derecho a obtener la devolución de la cosa objeto del delito o la reparación de los daños y perjuicios que haya sufrido, y si ha sido víctima de un delito violento o contra la libertad sexual podrá obtener las ayudas que prevé la ley para estas situaciones. También tendrá derecho al beneficio de justicia gratuita si se cumplen las circunstancias que establece la ley.

¿Qué pasos sigue una denuncia?

En el caso de las denuncias presentadas ante una autoridad policial, ya sea la policía nacional, la autonómica, la municipal o la guardia civil, habrá una investigación previa con el fin de comprobar los hechos y recabar testimonios y pruebas.Una vez hecho esto y si considera que hay indicios de infracción penal remitirá el asunto al juzgado.

Si la denuncia fue presentada ante el Ministerio Fiscal, también la fiscalía realizará comprobaciones o encargará a la policía que investigue el hecho denunciado. Una vez hecho esto si el fiscal considera que existen indicios de un delito o falta también remitirá el asunto al juzgado.

Si fue ante el Juzgado de Instrucción donde se presentó la denuncia o bien llegó remitida desde la fiscalía o la autoridad policial, si hay más de un juzgado de instrucción las denuncias se repartirán entre ellos. Sea cual sea el juzgado de instrucción que la reciba, el juez examinará su contenido y decidirá qué actuaciones se llevarán a cabo. Realizadas estas podrá decidir archivar el caso si considera que los hechos denunciados no son constitutivos de infracción penal, podrá sobreseerlo provisionalmente si aunque los hechos denunciados parecen constitutivos de delito no se puede identificar o localizar al presunto responsable, podrá trasladar el expediente del caso a otro juzgado que sea el verdaderamente competente por razón del territorio, porque los presuntos responsables fueran menores de edad o porque el hecho sea competencia de la Jurisdicción Militar, o podrá seguir un procedimiento penal contra los presuntos responsables del ilícito cometido.

¿Dónde se celebra el juicio?

Dependiendo de la gravedad de los hechos podrán celebrarse en la Audiencia Provincial, en el Juzgado de lo Penal o en el Juzgado de Instrucción.

Los de mayor gravedad se desarrollan en la Audiencia Provincial, pudiendo seguirse tres tipos distintos de procedimientos. El procedimiento ordinario por delitos en el caso de delitos gravos castigados con penas de prisión superior a nueve años. El procedimiento abreviado para delitos graves y menos graves con penas que oscilen entre los cinco y los nueve años de privación de libertad. El procedimiento ante el Tribunal del Jurado cuando se trate de delito de homicidio, amenzas, allanamiento de morada, delito cometido por funcionario público, incendio forestal, tráfico de influencias y otros. Además será la Audiencia Provincial la que resolverá los recursos contra las sentencias y resoluciones dictadas por los Juzgados de lo Penal y los Juzgados de Instrucción.

Los de menor gravedad con penas inferiores a los cinco años de prisión se desarrollarán ante el Juzgado de lo Penal.

Las infracciones de menor gravedad se juzgan mediante lo que se denomina Juicio de Faltas y se celebran ante el Juzgado de Instrucción. En determinados casos como alteración del orden en actos públicos o maltrato de animales, podrán desarrollarse en el Juzgado de Paz del municipio.

¿Qué información recibe un ciudadano en un juicio penal?

En los procesos judiciales las decisiones que toma el juez tienen que notificarse a la fiscalía, a las partes personadas en el procedimiento y a la víctima del delito aunque no sea parte en el proceso. Por ese motivo si transcurre un tiempo sin que se tengan noticias del juzgado, la víctima puede acudir y solicitar información sobre la tramitación de la denuncia y el punto en el que se encuentra el procedimiento.

En un proceso judicial es parte toda persona que se considere perjudicado y al que el juez reconozca esa condición, pudiendo personarse en el procedimiento mediante nombramiento de abogado y procurador. Una vez iniciado el procedimiento penal la fiscalía asume la defensa de los intereses de la víctima, lo que incluye solicitar la reparación de los daños causados y la indemnización de los perjuicios sufridos, así que la existencia de una acusación particular es opcional para la víctima.

¿Cómo es el juicio de faltas?

Los juicios de faltas son procedimientos de carácter penal reservados para enjuiciar las infracciones leves. El plazo para interponer una denuncia por una falta es de seis meses, y no se precisa intervención de abogado y procurador aunque siempre es recomendable. En caso de haber sufrido daños de cualquier tipo tendrá que documentarlos, así por ejemplo unas lesiones serán acreditadas por un médico forense en un informe.

Al juicio hay que acudir con todas las pruebas disponibles. De ser necesaria la declaración de un testigo deberá pedirla con antelación para que el juez cite a esa persona. No debe llegar tarde, los juicios no se suspenden por falta de alguna de las partes si han sido citadas correctamente, así que se arriesga a que comience sin su presencia en la sala y como el juicio es el acto donde deberá aportar sus pruebas y argumentos para convencer al juez de su postura, comprenderá la importancia de estar allí a la hora.

Iniciada la vista tendrá que seguir las indicaciones que realice el juez pues es a él al que corresponde dirigir las intervenciones y los debates así como decidir sobre cualquier tema que surja.

¿Cómo se recurre una sentencia penal?

Contra una sentencia penal siempre cabe presentar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial. El plazo para presentar este recurso es de cinco días desde la notificación. Se presentará por escrito ante el juzgado que dictó la sentencia que ahora se recurre. En el recurso hay que detallar los motivos por los que se recurre, como que no se haya respetado alguna norma procesal, no se han apreciado correctamente las pruebas o se ha vulnerado algún precepto constitucional o legal.

La sentencia que dicte la Audiencia Provincial en respuesta al recurso no se puede apelar. Se dé o no la razón al recurso se devolverá al juzgado que dictó sentencia en primer lugar teniendo éste que cumplir lo dispuesto por la Audiencia Provincial.

El juzgado procederá de oficio a la ejecución de la sentencia incluso en lo relativo al pago de indemnizaciones.

¿Cómo puedo ser indemnizado si he sido víctima de un delito?

Las personas víctimas de una infracción penal tienen la posibilidad de acudir a las oficinas de asistencia a las víctimas. Suelen estar localizadas en las sedes de los juzgados, tribunales y fiscalías. Allí serán informadas de sus derechos y se les orientará para recibir la ayuda que corresponda al delito del que hayan sido víctimas. Por ejemplo, si el delito fue de carácter violento o contra la libertad sexual, podrán solicitar una indemnización a cargo del Estado por los daños y perjuicios sufridos.

El plazo para solicitar la indemnización es de un año a partir del suceso que la causó. Este plazo se interrumpe con el inicio del proceso penal y vuelve a correr una vez notificada la víctima de la decisión que haya tomado el juez. Incluso se pueden solicitar ayudas provisionales. Eso sí, las ayudas son incompatibles con la indemnización de daños y perjuicios que establezca la sentencia.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *