La nueva Directiva de Pago del Parlamento Europeo

La nueva Directiva de Pago aprobada por la Unión Europea establece los nuevos plazos de pago para empresas. Así se determina que:

  • El plazo general de pagos para transacciones entre empresas será de 30 días salvo pacto en contrario. De existir conformidad entre las partes se podrá ampliar el plazo hasta 60 días. El plazo de pago podrá extenderse más allá de estos 60 días si hay un acuerdo expreso por parte del  acreedor y el deudor en el contrato y siempre que no sea manifiestamente injusto para el proveedor.
  • El plazo general de pagos para transacciones entre empresas y Administraciones Públicas es igualmente de 30 días. Para extender el período de pago tendrá que ser acordado expresamente y justificado objetivamente de acuerdo con un caso particular o con las características del contrato. En ninguna circunstancia podrán excederse los 60 días. La única excepción que se contempla es la de las entidades públicas que presten atención médica como los hospitales. La razón de esta excepción es que los hospitales públicos en gran parte están financiados a través de reembolsos en los sistemas de seguridad social.

El retraso en el pago se compensará con una penalización equivalente al tipo de interés de referencia más una tasa mínima de ocho puntos porcentuales, así como 40 euros en concepto de gastos administrativos. Además se establece que los periodos de verificación de los productos o servicios adquiridos no podrán ser utilizados como excusa para retrasar el pago y se fija un plazo de 30 días para efectuar dicha verificación. Sólo en casos especialmente complejos y si ha sido expresamente acordado y siempre que no sea manifiestamente abusivo para el acreedor podrá ampliarse el plazo.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *