Las retribuciones en especie se quedan sin coches

En 2008 las matriculaciones de coches cayeron un 25%. A ese fenómeno ha contribuido la disminución de esa forma de retribución en especie por parte de las empresas. Hasta ahora muchas empresas ofrecían coches como retribución en especie a sus empleados ya fuese bajo la forma de renting o de leasing. Esta práctica afectaba no sólo a las grandes empresas sino también a las pequeñas y medianas que veían la posibilidad de ofrecer esa retribución como una forma de fidelización con sus trabajadores, creación de imagen de marca, herramienta de marketing…

Pero lo cierto es que a pesar de que la práctica se extendió a muchos sectores empresariales rara es la empresa que tiene una estrategia clara respecto a estas flotas de vehículos, tanto en materias de control como de supervisión, mantenimiento, gastos, usos, etc. Y esa estrategia, incluso protocolizada y por escrito, es obligada para optimizar la eficacia de una práctica costosa a nivel económico.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *