Modificaciones de la vivienda por el arrendatario

Para realizar obras que modifiquen la configuración de la vivienda o que disminuyan la estabilidad o seguridad de la misma  el arrendatario necesita el consentimiento por escrito del arrendador. Si no existe esta autorización y el arrendatario realiza las obras el arrendador puede dar por finalizado el contrato o exigir al final del mismo que el arrendatario reponga las cosas a su estado anterior o bien mantener las modificaciones sin abonar ninguna cantidad al arrendatario.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *