Movilidad funcional y cambio en el puesto de trabajo

Según el artículo 39 del Estatuto de los Trabajadores la movilidad funcional en el seno de una empresa no tendrá otras limitaciones que las exigidas por las titulaciones académicas o profesionales precisas para ejercer la prestación laboral y por la pertenencia al grupo profesional. A falta de definición de grupos profesionales, la movilidad funcional podrá efectuarse entre categorías profesionales equivalentes. Es decir, si el empleado pertenece al mismo grupo profesional que el puesto al que le quiere reasignar o a una categoría profesional equivalente se podrá hacer. Si no es así todavía podrá hacerse si existiesen razones técnicas u organizativas que lo justificasen y por el tiempo imprescindible para su atención. Además si las funciones son inferiores deberá estar justificado por necesidades perentorias o imprevisibles de la empresa, debiendo en este caso comunicarlo el empresario a los representantes de los trabajadores. Si el puesto al que se reasigna tiene un sueldo inferior el trabajador mantendrá el sueldo y si es superior pasará a cobrar el sueldo que corresponde a la actividad que efectivamente realiza. A eso hay que añadir que si el puesto es superior podría llegar a consolidarlo.

Si el cambio en el puesto de trabajo no entra dentro de los supuestos anteriormente citados se tendrá que recurrir al acuerdo de las partes o, de no darse, a las reglas previstas para esta situación en el convenio colectivo.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *