Obligación del arrendador de reparar desperfectos en la vivienda

En el caso de que se trate de obras necesarias, es decir, aquellas que por el transcurso del tiempo o por el desgaste natural sean indispensables para conservar la vivienda y el uso a que ha sido destinada, será el arrendador el obligado a realizarlas sin que por ello pueda elevar la renta. Para ello el arrendatario tendrá que informar al arrendador de la necesidad de esa reparaciones en el plazo más breve posible.

Si las reparaciones son urgentes y a fin de evitar un daño inminente o una incomodidad grave siempre previa comunicación al arrendador el arrendatario podrá realizarlas y exigir el reintegro de los gastos al arrendador. Además si las obras durarán más de 20 días el arrendatario tiene derecho a solicitar una disminución de la renta en proporción a la parte de la vivienda que no puede utilizar.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *