Obligaciones y derechos del arrendador de un local cuando el arrendatario traspasa el negocio

Si el arrendamiento del local es anterior al 9 de mayo de 1985 el contrato se extinguirá a la fecha de la jubilación o fallecimiento del arrendatario. En el caso de traspaso o subrogación del cónyuge el contrato durará un mínimo de diez años o los que resten hasta 2015.

Si el actual arrendatario no es el arrendatario original ni su cónyuge subrogado no podrá realizar el traspaso, sino sólo una cesión del contrato de arrendamiento.

Entre los derechos y obligaciones del arrendador figuran:

  • El adquirente contrae la obligación de permanecer en el local sin traspasarlo un mínimo de un año destinándola durante ese tiempo al menos al mismo negocio
  • El inquilino tiene que notificar fehacientemente la decisión de traspaso y el precio convenido
  • El traspaso se otorga mediante escritura pública
  • El arrendador tiene derecho de tanteo y de retracto sobre el local de negocio traspasado
  • Si el arrendador no ejerce el derecho de tanteo y de retracto podrá reclamar al arrendatario una parte del precio que obtenga por el traspaso
  • El arrendador podrá aumentar la renta en la cuantía que convenga con el adquirente o a falta de acuerdo un 15% más de lo que venía pagando el inquilino original
Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *