Qué es el recurso extraordinario de revisión

El recurso extraordinario de revisión es un recurso cuya interposición sólo puede realizarse si se dan una serie de motivos tasados. Concretamente los motivos por los que se puede interponer son los siguientes:

  1. Que exista un error de hecho al dictar el acto recurrido que resulte de la documentación obrante en el expediente.
  2. Que aparezcan nuevos documentos de valor esencial que razonablemente pudieran haber variado la resolución recurrida.
  3. Que en la resolución hayan influido decisivamente documentos o testimonios declarados falsos por sentencia judicial firme.
  4. Que la resolución se hubiera dictado como consecuencia de prevaricación, soborno, violencia, maquinación fraudulenta o cualquier otra conducta unible así declarada en virtud de sentencia judicial firme.

El plazo de interposición es de cuatro años en el primer caso, y de tres meses en el resto de casos, que se deben contar a partir de la resolución judicial firme que declare la falsedad, prevaricación, etc.

1.  Normativa básica: Ley 30/1992 de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, modificada por la Ley 4/1999 de 13 de enero, artículos 107 a 113 y 118 y 119.

2.  Forma de inicio: Solicitud, con los requisitos del artículo 110 de la Ley 30/1992, que debe basarse en alguna de las siguientes causas:

1ª) Que al dictarlos se hubiera incurrido en error de hecho, que resulte de los propios documentos incorporados al expediente.

2ª) Que aparezcan documentos de valor esencial para la resolución del asunto que, aunque sean posteriores, evidencien el error de la resolución recurrida.

3ª) Que en la resolución hayan influido esencialmente documentos o testimonios declarados falsos por sentencia judicial firme, anterior o posterior a aquella resolución.

4ª) Que la resolución se hubiese dictado como consecuencia de prevaricación, cohecho, violencia, maquinación fraudulenta u otra conducta punible y se haya declarado así en virtud de sentencia judicial firme.

3.  Plazo: Cuando se trate de la causa 1ª, dentro del plazo de cuatro años siguientes a la fecha de la notificación de la resolución impugnada. En los demás casos, el plazo será de tres meses a contar desde el conocimiento de los documentos o desde que la sentencia judicial quedó firme.

4   Lugar de presentación: Cualquiera de los registros y oficinas a que se refiere el artículo 38.4 de la Ley 30/1992.

5.  Documentos a aportar: Todos los que estime convenientes para la defensa de su argumentación.

6.  Fases del procedimiento: Las generales del procedimiento administrativo. Cabe destacar la necesidad de recabar dictamen del Consejo de Estado, salvo que el órgano que resuelva acuerde la inadmisión a trámite,

7.  Plazo de resolución: Tres meses. Transcurrido este plazo sin resolución se podrá entender desestimado el recurso.

8. Recursos: Recurso contencioso-administrativo ante el órgano jurisdiccional que corresponda en el plazo de dos meses (artículo 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio).

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *