¿Qué es la pensión compensatoria?

Cuando en una separación o divorcio uno de los cónyuges vea empeorar su situación económica respecto al momento en que estaba casado o casada, podrá solicitar una compensación económica a su, hasta entonces, cónyuge. Dicha compensación se denomina pensión compensatoria. Es una de las posibles consecuencias económicas de una separación o divorcio.

La existencia de la pensión compensatoria y su cuantía se determinan por el desequilibrio económico que la separación o divorcio pueda producir entre los cónyuges. Así entre las circunstancias a considerar se encuentran:

  • La edad del cónyuge que solicita la pensión compensatoria, edad que determina la facilidad para reconstruir su vida personal y profesional
  • La cualificación profesional y las posibilidades de empleo
  • La dedicación pasada y futura a la familia. Se entiende aquí que si uno de los cónyuges se ha dedicado desde hace años al cuidado de la familia es evidente que no habrá podido desarrollarse intelectual y profesionalmente de igual forma que si no se hubiera ocupado de la familia. Además, si tras la separación o el divorcio, uno de los excónyuges queda al cuidado de los hijos tampoco podrá desarrollar una profesión de la misma forma que el otro por lo que ese esfuerzo deberá ser compensado
  • La colaboración en las actividades profesionales del otro cónyuge
  • La duración del matrimonio y de la convivencia conyugal. Cuanto más larga haya sido más difícil será que vuelva a casarse o a tener pareja
  • Los medios económicos y las necesidades de los dos cónyuges

Esta pensión compensatoria podrá ser de mutuo acuerdo en el convenio regulador o concedida por el juez en la sentencia de separación o divorcio, y tendrá que determinarse su importe, duración y condiciones si las tuviese.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *