Suspensión por compensación de la deuda para contribuyentes casados

En el caso de que el contribuyente esté casado y no esté separado legalmente si tiene que presentar la declaración del IRPF y su autoliquidación resulta a ingresar podrá cuando presente la declaración solicitar la suspensión del ingreso de la deuda tributaria en una cuantía igual o inferior a la devolución a la que tenga derecho su cónyuge por este mismo impuesto. Para ello el cónyuge deberá renunciar a la parte de la devolucion que se compense. La mera solicitud determinará la suspensión cautelar del ingreso hasta que Hacienda reconozca o no el derecho a la devolución a favor del otro cónyuge pudiendo fraccionarse el resto de la deuda, todo ello sin que se generen intereses de demora.

Y si necesitas buscar un abogado podrás encontrarlo aquí.

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *